Descrito “como cruel, salvaje y despiadado”, el nuevo jefe de seguridad del presidente ha sido presentado en la Moncloa. Su especialidad en tortura y desollamiento ha sido la razón definitiva que le ha valido el puesto.

 

En su trabajo diario, Ramsey Bolton se encargará de controlar el acceso al presidente, desollar vivos a sospechosos y abrir los regalos del árbol el día de Reyes. “El hostión que le volteó la cabeza a Rajoy en su paseo por las calles de Pontevedra no se volverá a repetir. Siempre llevo mi cuchillo de carnicero encima, ya sea para pelarme un callo de un juanete o abrir en canal a alguien” -ha declarado Bolton-.

“Es el presidente el que elige al jefe de seguridad y es el jefe de seguridad el que quiere que sea el presidente el jefe de seguridad” – ha comentado Mariano Rajoy entre aplausos y la mirada cómplice de Bolton.

Bolton ha ganado la partida a otros candidatos sanguinarios como Nucky Thompson -Boardwalk Empire, The Governor -The Walking Dead- y Tuco Salamanca -Breaking Bad-. “Ni siquiera hicimos prueba de selección. Les brotaron lágrimas en cuanto me vieron con el cuchillo en la cintura. Mi pasado como castrador experto les evocó una imagen que no querrían revivir”.

Desde su humillante derrota contra los Stark, Ramsey Bolton buscaba una reaparición pública que le diera protagonismo. Ahora con Rajoy tendrá la oportunidad que tanto ansía.

Comentarios

comentarios