En tour independentista por Europa, el ex president apunta ya a otras regiones con ansias soberanistas: Bretaña, Córcega y Tirol del Sur

“#Per l’amor de Déu Carles, ja n´hi ha prou!”. Con este hashtag, amigos y familiares tratan de convencer al ex president de la Generalitat para que ponga fin a su arrebato independentista.

“Le persigue la justicia española, la fiscalía belga está actuando contra él… Está desatado”, ha declarado su mujer, que acaba de recibir una demanda de divorcio.

Según un testigo ocular, el político catalán se encuentra en estos momentos en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem. Su próximo destino podría ser Escocia  porque lleva puesta una kilt o falda escocesa.

Los líderes de Partido de El Bierzo se frotan las manos ante la eventual visita de Puigdemont. “En cuanto nos desatemos de los grilletes de Castilla y León, buscaremos un nuevo acuerdo con la Unión Europea sobre la manzana reineta y la pera conferencia”.

Comentarios

comentarios