Noche difícil para la popular presentadora. Tras la polémica levantada por la ingravidez del vestido que lució en las campanadas de fin de año, su subconsciente le ha jugado una mala pasada.

“Me encontraba en el balcón de la Puerta del Sol, vestida de la cabeza a los pies y absolutamente nadie se fijaba en mí. Chicote me trataba como si fuera un vulgar bistec y los cámaras abandonaban su trabajo y se iban a sus casas” -ha lamentado-.

En un breve comunicado, el departamento de galas de Antena 3 TV ha querido tranquilizar a Pedroche: “Cristina, puedes dormir tranquila. Mientras tus carnes estén bien firmes y prietas jamás cubriremos tu cuerpo con más de un 7% de tejido”.

Sus más de dos millones de seguidores en Twitter se han sentido conmovidos ante el tweet de la presentadora.

mensaje de Pedroche en las redes

“Creo que estoy estresada con tanto comentario publicado sobre mi vestido. He dado orden a mi agente artístico para que difunda mis fotos más picantes de mi verano en Bora Bora” -ha sentenciado-.

Pedroche, que ha descrito su sueño como “espeluznantemente real” ha encontrado el apoyo en su marido David Muñoz, que ha fingido interés, sirviéndole un café instantáneo y bollería industrial.

Comentarios

comentarios