Diez mil niñas chinas adoptadas por familias españolas en los últimos quince años se han revelado como agentes del gobierno chino.

agente china espiandoTras recibir una llamada de Pekín en sus hogares de adopción, las niñas chinas convertidas hoy en jóvenes, han comenzado a comportarse de manera hostil.

“Cuando María de los Remedios entró a formar parte de nuestra familia fue como un regalo para nosotros. Enseguida se integró en casa y en la escuela. Hoy actúa de forma sospechosa y toma notas en el Ipad que le regalamos por cumplir diecisiete años”.

Este testimonio de una madre de acogida es similar al que viven miles de familias. Y no solo en España, todos los países occidentales están afectados por el “despertar” de las agentes.

“Nos hemos reunido con ella para decirle lo mucho que la queremos pero se muestra indiferente… Nos mira la boca, como si tratara de analizar lo que decimos, adivinar segundas intenciones”.

 

El Gobierno ha llamado a consultas al embajador chino pero la breve respuesta del diplomático ha generado aún más preocupación: “Nuestras agentes son inviolables. Finjan normalidad”.

La compra china de empresas que ofrecen servicios esenciales, como Madrileña Red de Gas, obstaculiza cualquier reacción ante una operación de espionaje internacional y masiva, cuya segunda fase nos explica Rob Wainwright, director de la Oficina Europea de Policía (Europol).

“Se están formando en nuestras universidades para tomar el control de la judicatura, la economía y la política. Quieren gobernar el mundo occidental”.

 

Comentarios

comentarios