Tras las críticas recibidas por su entrevista a Las Chicas del Cable, el presentador de El Hormiguero deja los platós para centrarse full-time en el machismo y la misoginia.

En su despedida del programa, Motos ha dedicado unas palabras de agradecimiento. “Durante diez años presentado el programa, he aprendido mucho de los guionistas. Australopitecos, oreopitecus y zinjatropus… Todos prehomínidos. Pero creo que ha llegado el momento de hacer mi propio camino”.

En su huida hacia adelante, Pablo Motos espera contar con la ayuda de su colega Bertín Osborne. “Voy a animarle a dejar la tele para que me acompañe en un nuevo espectáculo. Será sensacional. Irrumpiremos en el escenario con gruñidos aprobatorios y agitando ramas. Después encenderemos hogueras y velaremos las mismas armas que nuestros antepasados. Golpearemos ruidosamente nuestros pechos y nos hermanaremos con nuestros nobles ancestros primitivos. Y entonces gruñiremos: «Ooh! Ooh! Ooh!» Quiero decir «Hoo! Hoo! Hoo!»”.

La imagen de portada “Pablo_Motos” es obra de “20 Minutos” usada bajo CC BY.

Comentarios

comentarios