El director de La Razón se encuentra hospitalizado, con pronóstico de extrema gravedad, tras lanzarse al paso del “Tramabus” de Podemos con la intención de frenarlo.

 

“El herido sufre fractura de todos los huesos del esqueleto excepto del coxis, que al parecer tenía una luxación permanente”, ha comunicado el médico que lo atiende del hospital La Paz de Madrid.

Al grito de “¡Abajo el comunismo!”, Marhuenda se ha arrojado contra el autobús que Podemos fletó el lunes para denunciar la corrupción. En el momento del impacto, el periodista ha quedado encajado en el eje delantero del autobús de doce toneladas que ha comenzado a girar sobre sí mismo hasta que ha agotado el combustible.

En cuanto el vehículo se ha parado, un enjambre de curiosos se ha acercado al periodista para tomar fotografías y preguntarle por su acción. “Espero que la gente que me odia esté contenta y diga: Marhuenda se sacrificó contra el comunismo”.

Un martirio que no ha pasado inadvertido para el Gobierno. “Vamos a condecorar a Paco Marhuenda con la Orden del Mérito Militar con distintivo rojo y con la Medalla de sufrimientos por la Patria”, ha declarado el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido.

Mientras Francisco Marhuenda se recupera de sus traumatismos, un babuino amarillo le sustituirá en la dirección de La Razón.

Comentarios

comentarios