El consumo desenfrenado de pulpo a la gallega hará que la ración sea más pequeña que cualquier longitud de onda en el espectro visible

 

“Nos acercamos al punto de no retorno”. Así de contundente se expresa Antía Salgueiro, directora ejecutiva del Instituto de Investigaciones Agrobiológicas de Galicia. “La demanda de pulpo provoca una disminución de la ración. Vamos a un punto de inflexión de consecuencias desconocidas”.

Una predicción que Mariano Rajoy tacha de catastrofista. “Yo sé poco de este asunto, pero un primo mío, que tiene un puesto de empanadas en San Froilán, me dijo el otro día: «A falta de pulpo, se ponen más cachelos debajo y abulta más».  Pues pienso igual. No hay solución para quien no quiere verla”.

Palabras del presidente que han indignado a la Cofradía de Pulpeiras de Melide. “Llevamos años denunciando todo esto. Lo que ahora servimos como una ración era, hace veinte años, media ración. Cortamos tan fino que ahora las tajadas dejan pasar la luz”.

Ajenos a este desastre, algunos turistas se hacen selfies con la ración. “Así en plan mini me parece más cool. Yo además le quito piel, ventosas y tentáculos”.

Comentarios

comentarios