Primero fue una novia, luego su tío y ahora su hermano. La cuenta de familiares ejecutados no para de crecer, pero Kim Jong-un se justifica: “Lo que pasa en familia se queda en familia”.

 

No hay agravio que Kim Jong-un pase por alto. Sus familiares saben que tienen sus días contados y aprovechan la vida al máximo.

“Ahora mismo vengo de follar con mi novio en el cráter de un volcán en erupción”, comenta exultante su prima Sun Hee.

“A veces me llama para ver películas como GodzillaRambo. Río cuando él ríe y lloro cuando él llora. Así logro sobrevivir un día más”, reconoce Kim Jong-chul, único hermano vivo que aún le queda.

Ante el revuelo internacional causado por las ejecuciones, el presidente norcoreano se justifica. “Lo que pasa en familia se queda en familia”.

Según un periódico surcoreano, su comportamiento podría deberse a que fuera en realidad Majin Buu, un personaje de la serie de animación Bola de Dragón que transforma en dulces a sus enemigos para después comerlos.

La imagen de portada “Kim-cake” es un montaje derivado de la imagen”Best Burger in North Korea?” de Mike Licht, usada bajo CC BY.

Comentarios

comentarios