El embajador de España en Londres abandona su cargo para prepararse “en cuerpo y alma” en su función como costalero en la Semana Santa.

“No he dimitido por mi responsabilidad como ministro de Defensa en el caso del Yak-42 sino porque siempre he querido llevar faja”.

Desde este mismo viernes el supernumerario del Opus Dei se prepara para subirse al hombro a la virgen cartaginesa de la Ilustre Cofradía del Santísimo y Real Cristo del Socorro. “Si el trono pesa 4500 kilos y somos 20 cofrades esto hace que cada uno tengamos que llevar 200… No, espere, 250… ¡Viva Honduras!”.

Un miembro de la cofradía ha revelado el sentir de los costaleros ante la nueva incorporación de Trillo. “Creemos que Don Federico Trillo ha sufrido un trato injusto por parte de los medios y la sociedad. La justicia tampoco ha actuado. Por tanto, vamos a hacer una estampida en mitad del paso para dejarle todo el peso a él y que sea la Virgen quien lo juzgue por su responsabilidad en la muerte de los 62 militares españoles”.

Comentarios

comentarios