Una operación quirúrgica para extraer al ex presidente Aznar del recto de Mariano Rajoy termina con éxito, según fuentes hospitalarias.

 

“Éxito total”. Con estas palabras han valorado los médicos del hospital Gregorio Marañón la extirpación de Aznar, quien desde hacía días parasitaba el colon de Rajoy.

Todo empezó esta mañana, cuando Mariano Rajoy acudió a urgencias aquejado de diarreas explosivas. Tras realizar una radiografía de su abdomen, los médicos detectaron a un José María Aznar agarrado al esfínter interno.

“Jamás en mi vida profesional había visto un parásito con un aspecto más infernal. Estaba enquistado con una fuerza extraordinaria, a punto de eclosionar. Cuando un parásito eclosiona, las larvas viajan por el cuerpo y colonizan órganos como pulmones o cerebro, con resultados fatales.”, ha declarado el cirujano.

Tras una operación de cuatro horas los médicos extirparon a Aznar utilizando una radial industrial. “Estaba cubierto de sangre y excrementos. Entonces saltó al suelo y se escapó corriendo.  Juraría que me sonrió.”

Una vez recuperado de la anestesia Rajoy ha querido expresar su alivio. “Expulsar heces no es fácil; dicho de otra forma, es difícil”.

Comentarios

comentarios